Bogotá mejor para todos

Noticias

El bailarín colombiano que conquistó el Ballet de Santiago

Zorba el griego es un ballet en dos actos basado en la novela de Nikos Kazantzakis, estrenado mundialmente el 6 de agosto de 1988 en la Arena de Verona. Llega a Bogotá este diciembre con el Ballet de Santiago.

José Manuel Ghiso es primer bailarín y solista del Ballet de Santiago. El colombiano fue invitado a la compañía en el año 2000 y en el 2004, gracias a su actual directora artística, Marcia Haydée, obtuvo el cargo más importante que tiene en ballet. 

José tiene uno de los roles principales en Zorba el griego, y en entrevista nos cuenta todo sobre esta historia, y nos da un adelanto de cómo el Ballet de Santiago, que viene por segunda a vez a Colombia, lo pondrá en escena para el público del Teatro Mayor

 

Cuéntanos acerca de Zorba el griego de tu papel en la obra.

Este ballet es coreografía de un italiano, Lorca Massine. Es un ballet antiguo, un ballet que se estrenó hace muchos años con un gran éxito. Entre sus presentaciones épicas está una presentación que realizó Vladimir Vasiliev como Zorba el griego, en la arena de Verona, en Italia. Y bueno, Marcia, nuestra directora, conocía este ballet, conocía el coreógrafo, y le pareció que esta obra encajaba muy bien dentro de las características que como bailarines tenemos en el Ballet de Santiago, y apostó que iba a ser un éxito para la Compañía, y realmente ha sido así. El público adoró Zorba el griego. Hace poco tuvimos una gira por Brasil de tres semanas donde tuvimos escenarios con 4000 personas. Es increíble el recibimiento que tiene esta obra. Como trama es exactamente igual a la película donde aparece Anthony Quinn. En este caso está Zorba el griego, está Marina, que es una mujer que acaba de enviudar; Manolio, que es el personaje que interpreto yo en este caso, que es como el personaje que lleva un poco la trama del Ballet; y también está John, el americano, el extranjero que llega a estas tierras griegas a revolotear un poco el avispero, y el pueblo no lo recibe muy bien, porque además él empieza a mirar a esta viuda, la viuda empieza también a fijarse en él, y esto el pueblo, bajo sus costumbres, no lo acepta. Ahí entra en juego también Manolio, quien pretendía a Marina, y para él esto es como un reto, un desafío, entonces incluso quiere en algún momento matar a John, y ahí es donde entra también en juego Zorba. Zorba era un viejo, vividor, que ya había hecho todo en su vida y que tenía como lema que en la vida hay que bailar, disfrutar y pasarla bien. Y ese es el mensaje también, la moraleja que nos deja este ballet, que la vida hay que disfrutarla, y que a través del baile inclusive podemos vivir felices. Es donde se presenta este gran momento, que es como el momento más conocido por todos, el momento del sirtaki, el sirtaki final, que además es la música más conocida que tiene el ballet como obra, de Zorba el griego, donde ha sido siempre increíble porque el público se contagia de esa energía y de esa música, y el ritmo, y la gente termina de pie, bailando, aplaudiendo, hemos tenido gente que ha sacado banderas de Grecia, las han tirado al escenario; expresiones maravillosas. Así que sabemos que el Ballet va a gustar, sabemos que va a ser un éxito, porque de verdad donde lo hemos presentado ha sido un suceso y también tener la oportunidad de verlo acompañado de la orquesta y del coro es hermosísimo, porque las piezas que agregó el coreógrafo, junto a Theodorakis que es quien compuso la música, realmente hay partituras hermosísimas, entonces vale mucho la pena verlo, sé que a la gente le va a gustar muchísimo, estoy seguro de eso.

Como primer bailarín, ¿cuál dirías que es el reto más grande de interpretar Zorba el griego, y cómo es la rutina de ensayos y preparación en la Compañía para presentar esta obra?

Creo que la principal dificultad o el principal riesgo que hemos corrido como Compañía al interpretar este ballet ha sido que el coreógrafo estuvo, vivió en Grecia y estudió muy bien las danzas típicas de carácter griego, entonces, ese creo que ha sido el principal reto porque esto no es ballet clásico, esto tampoco es danza contemporánea; esto es una mezcla de danzas típicas griegas llevadas al ballet en forma de lenguaje neoclásico, pero donde te vas a encontrar en el escenario con pasos totalmente griegos, de los cuales tu puedes ver bailes en YouTube, o qué se yo, los vas a ver estos mismos pasos de repente ahí, interpretados por nosotros. Entonces creo que ahí ha radicado la principal dificultad, pero bueno, dificultad que hemos podido abordar bien gracias al fuerte trabajo, por supuesto, que se hizo con el coreógrafo, con Lorca Massine, porque él ha trabajado ya en dos oportunidades de forma intensa con nosotros. La primera vez fue hace 4 años más o menos, que estrenamos el ballet, donde trabajamos dos meses de forma intensa junto a él para la caracterización principal de cada uno de los personajes, en este caso Zorba, Manolio, John, Marina, y todo el cuerpo de baile, que en este ballet en especial es importantísimo porque entrega una energía y un poder que dan resumen a este ballet y a la potencia energética que tiene Zorba el griego como ballet y que es lo que contagia al público. El trabajo ha sido fuerte, el trabajo ha sido intenso, pero, como te digo, hemos contado con el privilegio de hacerlo de la mano directamente del coreógrafo y él puso sus pasos, él puso su lenguaje, él estudio estas danzas típicas griegas y las tradujo en forma de lenguaje neoclásico, y creo que es lo que hace también que Zorba sea tan lindo y tan atractivo, y diferente además, porque esto no es ver El Lago de los Cisnes, El Cascanueces, no, es algo totalmente diferente, un lenguaje diferente, pero muy, muy lindo, muy atractivo, muy visual.

¿Puedes contarnos un poco acerca del vestuario y la escenografía que van a tener en la obra?

En este caso, la escenografía y el vestuario fue diseñado en su totalidad por Jorge Gallardo. Él es un diseñador chileno, muy reconocido, también a nivel internacional, y fue el elegido para hacer los diseños para este ballet. Es bajo una visión un poco más futurista. En vez de hacer como normalmente se ha visto en las versiones de Zorba el griego a nivel mundial, donde lo que hacen es como una representación de un típico pueblo, o de Míconos, o algo así; lo que él quiso hacer fue un canto a la vida, su diseño escenográfico fue un telón de fondo el cual es un árbol, el árbol de la vida, efectivamente es eso, es el árbol de la vida, y este árbol es el que representa toda la enseñanza que nos deja en sí Zorba. Y los vestuarios son vestuarios también en este mismo diseño futurista, son vestuarios con mucho plateado, mucho gris, blanco, dejando como un poco de lado los trajes de pueblo típico. En este caso te diría que su diseño es más vanguardista, muy futurista; pero es un vestuario lindo, un vestuario muy cómodo, además, que igual le entrega mucha fuerza a los bailarines. Y la escenografía representada por un sol gigante también, entra en juego una plataforma que está dentro del escenario todo el tiempo. Así se llevó a cabo este diseño escenográfico de Jorge, y creo que también les va a gustar, no es lo típico que se ha visto de Zorba el griego, donde siempre se ve como telón de fondo un diseño de un pueblo típico griego, donde se ven como casitas y cosas, no, no es ese diseño; tenemos un diseño que nos entrega directamente la moraleja del ballet que es el árbol de la vida, plateado, brillante, así que se ve como magnánimo e imponente atrás.

Qué planes tiene la Compañía para el futuro respecto a nuevas obras, nuevas coreografías o visitas a otros países…

En este momento, como Compañía, continuamos un año más con la dirección de Marcia Haydée, como nuestra directora artística, ya con la temporada 2017 que se lanzó. Comenzamos con el ballet El Mesías, que es coreografía de Mauricio Wainrot, un coreógrafo argentino; tenemos también una coreografía de Maurice Béjart, tenemos El Lago de los Cisnes, coreografía de Marcia, tenemos también un festival de coreógrafos que se realiza a mitad de año donde se le da espacio a coreógrafos emergentes, coreógrafos nacionales, más enfocado al área contemporánea y al área neoclásica, y tenemos también El cascanueces; esa es la temporada con la que nos presentamos acá en Chile. Y giras internacionales, en este momento se están evaluando, hay varias opciones, pero nada seguro todavía, entonces no te podría decir. Pero siempre, obviamente, como Compañía a cargo de Marcia, siempre hay mucha gente interesada en querer a la Compañía en Europa, o en Suramérica, porque tener a Marcia en este caso es un privilegio, ella es muy conocida, la gente la quiere mucho. El Ballet de Santiago además tiene una trayectoria grandísima, tiene un respeto en el mundo artístico como Compañía grandísimo y eso también nos abala para que la gente le guste llevar al Ballet de Santiago de gira. Así que, tenemos un año 2017 bastante cargado, bastante movido, pero bueno, contentos que así sea.

Estamos muy contentos de ir a Bogotá, a la Compañía le encantó la primera vez que fuimos. El Teatro es maravilloso, la calidad de la gente, de todos los del área técnica, la orquesta; la verdad que todos ya lo que queremos es estar allá, porque nos encantó, nos encantó el Teatro, a la gente le gustó mucho la ciudad, la comida, la calidad humana, el Hotel La Fontana, todos quedaron fascinados. Estoy feliz de que el Teatro me dé la oportunidad de poder volver a mi país, de poder presentarme para mi público. De verdad que no quepo de felicidad, y ya con ganas de estar allá, disfrutando del aplauso, así que, bueno, un gusto, y pronto nos vemos por allá.

 

¡No te pierdas Zorba el griego del Ballet de Santiago del 8 al 11 de diciembre!