Bogotá mejor para todos

Noticias

La alegría y melancolía de Rachmaninov hecha poesía dancística

El Ballet de Leipzig volvió a Bogotá con un espectáculo dedicado a Sergei Rachmaninov, considerado uno de los últimos compositores rusos románticos y cuya música ha inspirado numerosos ballets en el mundo.

La coreografía gira en torno a dos de sus obras: el Concierto para piano No. 2 en Do menor opus 18 y el Concierto para piano No. 3 en Re menor opus 30. La presentación contó con la musicalización de la Orquesta Filarmónica de Bogotá bajo la dirección del armenio Karen Durgaryan y el pianista ruso Sergei Sichkov como solista.

Concierto para piano No. 3, escrito en 1909, está lleno de fuerza e intensidad, y expresa no sólo la alegría de vivir sino también tiene una melancolía contenida. En el décimo aniversario de su muerte, la versión de Uwe Scholz de esta obra llegó al escenario nuevamente en Leipzig. Mario Schröder, director del Ballet de Leipzig, quien una vez interpretó esta coreografía como solista, ve en la interpretación de Scholz una “maravillosa transformación de la pieza en cuadros que realmente le hacen justicia a la composición”.

Años después de esta última interpretación, Schröder la une con una nueva creación de su autoría del Concierto para piano n° 2, que musicalmente sorprende por su riqueza melódica y por los ingeniosos diálogos entre el piano y la orquesta. Junto a esta última, Schröder nos ofrece la oportunidad de ver dos lenguajes artísticos que parten de la música de un mismo compositor.

 

Fotos: Juan Diego Castillo