IDARTES

Noticias

"Wagner es una partitura musical." Kent Nagano

La Philarmonisches Staatsorchester Hamburg interpreta Tristán e Isolda, una ópera en tres actos con música y libreto de Richard Wagner, bajo la dirección del maestro Kent Nagano.

Sin lugar a dudas, Tristán e Isolda es uno de los grandes títulos de la lírica por su originalidad, por la belleza de su música, por lo que representó para los grandes compositores posteriores, y por la dificultad para sus intérpretes; entre muchos aspectos. La ópera que cambió el género para siempre.

El maestro Kent Nagano es uno de los directores y compositores influenciados por la grandeza de Wagner, y quien hoy en día tiene la oportunidad de interpretar sus grandes obras alrededor del mundo. Esto nos contó sobre el gran compositor, director de orquesta, poeta, ensayista, dramaturgo y teórico musical alemán del Romanticismo.

 

¿Qué es lo más fascinante de Wagner como compositor para usted?

Hay muchos aspectos de Wagner que lo hacen un personaje fascinante. En muchas maneras, él es un modelo muy moderno de lo que un compositor debe hacer para cumplir sus sueños. Yo estudié composición, y es tan difícil para mí en el siglo XXI conseguir una pieza musical genial que hayas escrito para incluso poder interpretarla. Es muy, muy difícil. Y tienes que hacer lo posible, lo que puedas como compositor para intentar tener un performance. Y esta era la grandeza de Wagner. Wagner no tenía un mecanismo natural de soporte, entonces siempre luchó. No era popular, ni siquiera en Alemania, de donde venía. Y verdaderamente su primer éxito por fin sucedió en París, en Francia, y luego pudo volver a Alemania y empezar su gran carrera en Múnich, Hamburgo y demás; en Viena. Solo a un nivel humano es fascinante la lucha que Wagner soportó para finalmente volverse exitoso. Pero, por otro lado es fascinante ver como su genialidad, en la música, no tiene nada que ver con él como una personalidad o como persona. Muchos grandes compositores dirán que su inspiración viene y les permite escribir un trabajo de música, y si ese trabajo de música es aceptado como una obra maestra entonces se necesita interpretar como algo diferente de la biografía del compositor. Y este es el caso de Wagner, quien fue tan controversial políticamente, su música fue usada por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial para propaganda, y políticamente se volvió muy complicado separar a Wagner como persona y a Wagner como un genio artístico. Esto es un aspecto muy fascinante para mí, personalmente, porque a medida que estudiaba su música al principio poder separar la personalidad de Wagner y su música no era muy fácil. Más adelante, durante mis muchos años en Múnich, donde estudié en la casa de donde Wagner también era director, pude acercarme más a la música y más cerca al genio. Pero su parte fascinante  como compositor es que cambió como pensamos la forma y la estructura en la música europea occidental. Cambió por completo como pensamos en la armonía y en su manera de pensar la armonía abrió un camino al siglo XX. En esta forma como un compositor puro, compositor técnico, también es un visionario, un pionero, muy, muy fascinante. Y finalmente, cuando piensas en la gran tradición romántica que Wagner comenzó a través de sus grandes óperas, es fascinante ver que sus leyendas, sus grandes gestos musicales románticos parecen mantenerse tan relevantes hoy a cómo eran 200 años atrás. Su música parece estar sobre el tiempo, sobre la moda. Parece haber encontrado un tipo de voz universal, y eso es probablemente por lo que Wagner es tan popular a lo largo de todo el mundo hoy, quizá en algunas maneras mucho más que antes. Muy, muy fascinante cuando ves a otros compositores que tienden a mantenerse originales o tienden a tener un momento de popularidad y luego desaparecen. La popularidad de Wagner parece seguir y seguir.

¿Qué tienen en común las óperas de Wagner?

Las historias en sí mismas son muy diferentes. El contenido es muy diferente, y las formas de composición son también muy diferentes. La cosa que tienen en común es que son obras maestras en combinar música y teatro y drama juntos. Wagner es drama, Wagner es teatro; pero por supuesto, como fundación, Wagner es una partitura musical, en formas que ningún otro compositor antes o después. Wagner ha verdaderamente combinado drama y música juntos, para que sean una misma.

¿Qué óperas de Wagner ha dirigido en su carrera?

Creo que en este punto como parte de mi repertorio he incluido todas las óperas estándar de Wagner. Óperas desde El holandés errante hasta Tannhäuser, Lohengrin, El anillo del nibelungo, El oro del Rin, Parsifal; es lo que se llamarían óperas estándar. Todas son una parte muy activa de mi repertorio, y se mantendrán muy activas.

Y de esas óperas que menciona, ¿cuál diría que le apasiona más?

Oh, esa es una pregunta muy difícil, porque todas son obras maestras, y todas son tan profundamente apasionantes y emocionales. Para mí, Parsifal se mantiene una ópera muy especial. Es grandiosa y tan perfecta como Tristán e Isolda, y El anillo del nibelungoParsifal trae un elemento espiritual muy profundo, y la espiritualidad es algo único con la ópera. Y supongo que por eso pongo a Parsifal en una categoría especial. Cada vez que la interpreto, una y otra vez, y veo la producción, uno puede inmediatamente apreciar qué compositor contemporáneo es Wagner.

 

¡No te pierdas Tristán e Isolda los días 4 y 7 de octubre!