Bogotá mejor para todos

Noticias

Breve historia de Funmúsica y del Festival Mono Núñez

Con el fin de apoyar las manifestaciones musicales y el folclor colombiano, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo se ha propuesto ser el escenario en Bogotá de las diferentes fiestas folclóricas que se realizan en el país.

En el año 1.975 un grupo de personas del municipio de Ginebra,  Valle del Cauca, entre ellas las religiosas Sor Virginia Lahidalga y Sor Aura María Chávez, y el Señor Luis Mario Medina decidieron hacer un Concurso de Música Andina Colombiana, (ellos la llamaban Vernácula); pensaron en grande y escogieron como Jurados a José A, Morales, Graciela Arango de Tobón, Arturo de la Rosa y Helena Benítez de Zapata.

Ante el éxito del primer Concurso y la buena acogida popular, los gestores y algunos habitantes de Ginebra, Buga y Cali decidieron crear una Fundación con el ánimo de manejar el Concurso, y según dicen los estatutos: “Preservar, fomentar y difundir la Música Andina Colombiana”.

Igualmente se decidió darle al Concurso el nombre de “Mono Núñez” en honor de Benigno Núñez Moya, Músico, gran intérprete de la Bandola, y compositor oriundo de Ginebra, símbolo por aquel entonces de la música y la bohemia centrovallecaucana, quien con el correr de los años se convirtió en una leyenda nacional.

Así nació la Fundación Promúsica Nacional de Ginebra, Funmúsica, que desde 1.976 ha celebrado con éxito y cada día con mayor  grandeza el Festival Mono Núñez, abriendo nuevos espacios, como el Festival de la Plaza, el Encuentro de Expresiones Autóctonas, los Conciertos Dialogados, el encuentro Infantil Mateo Ibarra Conde, El concierto internacional y las Exposiciones de Instrumentos Musicales, convirtiéndose en cita obligada de músicos, compositores, autores y aficionados en general a las músicas tradicionales colombianas con énfasis en la andina.

El Concurso Mono Núñez se ha constituido en plataforma de lanzamiento de nuestros artistas y el solo hecho de clasificar para Ginebra es parte importante de su carta de presentación; mucho más, por supuesto, lo es el de ser nominado o ganador del Gran Premio “Mono Núñez”.

El Festival, con el correr de los años, hizo de Ginebra un polo de desarrollo turístico y cultural, pues, paralelamente con lo musical,  fueron apareciendo restaurantes que promueven la cultura gastronómica del Valle del Cauca y que dan empleo a gran cantidad de personas. Además el flujo de turistas ha estimulado, la formación de micro-empresas que cada día producen artesanías de mejor calidad.

 

¡No te pierdas el Lanzamiento del 42 Festival Mono Núñez este 23 de abril!