Bogotá mejor para todos

Noticias

"Es un honor poder bailar en Colombia" Michael Trusnovec

  • Cargando Video...

Nuestra programación del 2016 comienza con el espectáculo de Paul Taylor Dance Company, el 29 y 30 de enero, abriendo también la temporada de danza Alma en Movimiento. Presentan tres de sus más grandes obras: Arden court, Spindrift y Piazzolla Caldera.

Michael Trusnovec es uno de los bailarines principales de Paul Taylor Dance Company. Está en su temporada 18 con la Compañía, algo que, según él, es increíble, pues es muy raro que un bailarín moderno baile en una Compañía por tanto tiempo. 

En entrevista con Trusnovec pudimos conocer más a fondo sobre el repertorio que trae la Compañía, la rigurosidad de los ensayos, detalles del trabajo con el Sr. Taylor, el perfil de un bailarín de la Compañía, su futuro, y algo más.

 

Hablemos del repertorio que traen a Bogotá: Arden courtSpindrift y Piazzolla Caldera

Todos los repertorios que llevamos a cualquier lugar son muy únicos, tenemos muy buenos bailarines. Y entonces este es especialmente fantástico, yo creo. Son tres de los más hermosos y cautivantes trabajos de Paul. La primera danza, Arden Court, es majestuosa con hermosa música clásica. Los hombres están con el pecho descubierto, hay tres mujeres que están vestidas con trajes muy ligeros similares a pétalos; y la danza es casi como de caballería donde los hombres son muy caballeros, cuidando a las mujeres y se trata de una gran, gigante, danza; inmensos saltos, mucho correr; es increíblemente atlético. Creo que es el más alegre de los tres trabajos del programa.

Spindrift, el segundo trabajo, se llama realmente 100 ventiladores que hicimos, fue hecho hace un tiempo, en 1993. Pero es un trabajo muy especial y único, el telón de fondo es un cielo nublado, es precioso. Y es acerca de un hombre muy solo que está separado del grupo y cómo se integra y se vuelve aceptado por todos a su alrededor. Yo tengo el placer de interpretar a ese hombre central y es uno de los más hermosos roles para hombres en todo el trabajo de Taylor. La danza es increíblemente musical, de nuevo es muy atlética y hay mucho salto y vuelo a través del escenario. Es muy deslumbrante.

Y la última, Piazzolla Caldera, es más o menos la representación del tango argentino. Él toma la energía y la esencia del tango, la pasión, seducción, la tensión sexual y la fusiona con su estilo de movimiento y crea una completa nueva perspectiva de lo que un tango puede ser en una versión americanizada. Y por supuesto, la música es fantástica, es fogosa, es una de las danzas más populares de Paul, siempre complace al público, y con optimismo igual será allá (Bogotá). Siento que hay un poco de presión extra para nosotros para bailarla especialmente bien, porque estamos en Suramérica y de allí es de donde viene esta música. Queremos asegurarnos de hacerlo bien.

¿Por qué escogieron este repertorio para Colombia?

Esa es la decisión del Sr. Taylor cada vez. Creo que tratan de encontrar tres bailes que sean muy diferentes uno de otro para que la audiencia pueda tener muchos estilos de los trabajos del Sr. Taylor. Él es un coreógrafo que hace todas nuestras danzas, pero cuando ves un trabajo así, que es tan diverso, musicalmente y en cuanto estilo, creo que siempre es el esfuerzo de Paul para asegurarse de darle a las audiencias la variedad de bailes que ellos pueden disfrutar.

Hablaste de la música de Piazzola Caldera, cuéntanos ahora acerca de la música de Arden courtSpindrift.

Arden Court es música de William Boyce, es clásica, hay mucha fanfarria, y es música muy brillante y feliz. Spindrift es de Arnold Schoenberg y es muy lírica en momentos, y de nuevo la música puede ser muy brillante y feliz, y en otros momentos puede tener un rango más amplio, pero de naturaleza clásica. Entonces las dos primeras danzas son más clásicas, y la última es tango.

Cómo son las preparaciones para estas presentaciones, los ensayos, las rutinas…

Los ensayos que tenemos acá en Nueva York son muy rigurosos, y siempre digo que nuestros ensayos son muy sudorosos, porque trabajamos muy fuerte, trabajamos muy fuerte para asegurarnos de que los bailarines estén en su mejor forma, para que a cualquier lugar a donde vayamos la audiencia tenga una experiencia increíble. A los bailarines nos gusta trabajar duro entonces es muy satisfactorio, físicamente y emocionalmente podemos trabajar muy duro, y Paul va al estudio y nos da retroalimentación y trata de hacer ajustes de afinamiento e incluso hace algunos cambios; está constantemente trabajando en los bailarines, eso es parte del placer de tener a un coreógrafo trabajador vivo en el estudio contigo, quien tiene ideas de la danza, y algunas veces estas cambian, y las danzas cambian y evolucionan con sus visiones. Es un gran trabajo, amamos lo que hacemos. Tenemos que hacerlo, es una vida dura.

¿Cuántos bailarines de la Compañía vienen a Colombia?

Somos una Compañía de 16 bailarines, y los 16 estaremos allá. Siempre viajamos juntos. No somos una Compañía muy grande. 8 mujeres y 8 hombres, somos equitativos.

¿Cuáles son sus expectativas del público colombiano?

Por supuesto espero que se enamoren de nosotros y quieran volver a vernos. Creo que con cualquier audiencia, los bailarines del señor Taylor te atraen como un miembro de la audiencia, te pierdes en los hermosos mundos que él crea en escena, e incluso si no te gusta una danza, de pronto te gustará la siguiente, o de pronto no te va a gustar la danza, pero vas a amar a los bailarines, y pueden vernos. Es muy emocionante, es raro que yo nunca he conocido a alguien que haya visto una presentación de Paul Taylor Dance Company que no le haya conmovido de alguna forma, que no se haya enamorado de nosotros y no se haya enamorada de sus danzas, entonces espero que las audiencias estén felices de tenernos. Es un honor poder estar allá.

¿Dónde más han presentado este repertorio?

Hemos bailado los trabajos de Paul, y estos en particular, en muchos, muchos países. Por todo Estados Unidos, Europa, Asia, hemos estado en lugares como Nueva Zelanda; la Compañía estuvo en Suramérica este verano y bailó Arden Court y Piazzolla. Spindrift no lo llevamos este verano, entonces eso será nuevo allá.

Desde tu perspectiva, ¿cuál de estas obras dirías que es tu favorita?

De estas tres…Para mí bailar Spindrift es muy especial, personalmente. Amo bailarla es uno de esos bailes en los que amo perderme, convertirme en el personaje y puedo bailar con toda la gente que amo de la Compañía. Pero diría que de los tres, el que es más divertido y emocionante de bailar es Piazzolla Caldera porque la música es tan fantástica, es una danza excelente. Es de lo más divertido bailarla.

Hablando de música, ¿estás familiarizado con algún sonido de danzas latinoamericanas o colombianas?

No estoy familiarizado, y espero mucho que estando allá podamos ver y oír alguna y experimentar todo al respecto. Sé que muchos de los bailarines quieren saber a dónde ir, si hay un club donde podamos escuchar música latina y bailarla. Vamos a necesitar consejo de la audiencia y de ustedes para que nos digan a dónde ir.

¿Qué viene para el futuro de Paul Taylor Dance Company?

Hay cosas muy emocionantes pasando para todos acá. Por 60 años Paul ha hecho todas nuestras danzas, y este año es la primera vez en la historia de la Compañía que ha invitado a dos nuevos coreógrafos a que hagan trabajo con nosotros, entonces es una experiencia diferente. Y Paul continua haciendo trabajos, él hace dos danzas nuevas cada año, está muy ocupado. Estamos en proceso de aprender nuevas danzas. Hay muchas cosas emocionantes pasando. Tenemos nuestra temporada en el Lincoln Center en marzo, vienen muchas giras. Es emocionante.

Cuando Paul Taylor está en el proceso de realizar una nueva creación, ¿involucra a los bailarines en el proceso o las hace él solo?

Él definitivamente usa a los bailarines. Él tiene 85 años, entonces físicamente no puede hacer las cosas que quisiera, entonces se apoya en nosotros para ser su cuerpo, básicamente. Y nos dirige, y nos mueve, y nos pregunta por aportes, e improvisamos a veces y él llega con ideas muy fuertes de la estructura de una danza y la música. Pero definitivamente hay una conversación y un intercambio entre él y nosotros, entonces creamos los trabajos juntos.

Un mensaje para que los colombianos no se pierdan sus presentaciones en enero.

El señor Taylor es la última leyenda viva de la danza moderna americana y su repertorio es estupendo, entonces tener la oportunidad de ver a un maestro trabajando, como sus trabajos es imperdible, no hay excusa para perdérselo, diría yo. Su perspectiva muy única del mundo que nos rodea se ve en sus obras y no hay manera de que no toquen el corazón y la mente de la gente, y que los conmueva. Entonces les insistiría, por supuesto, que vengan a vernos.

 

Paul Taylor es uno de los pioneros y principales representantes de la danza moderna americana. Hoy, a sus ochenta y cinco años, tiene en su haber un repertorio más de ciento cuarenta obras de su autoría. Su búsqueda artística lo ha llevado a indagar en las emociones y los conflictos humanos, a través del virtuosismo de la danza. 

 

¡No te pierdas a Paul Taylor Dance Company en nuestra temporada 2016!