Bogotá mejor para todos

Noticias

La Hipnosis mariposa de Paul Desenne

Paul Desenne es un compositor y chelista nacido en Caracas, conocedor del contrapunto de Bach, la música del siglo XVI y las técnicas contemporáneas. Ha estado siempre influenciado por la riqueza de la música popular y étnica de América Latina.

En el segundo concierto que presenta la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela con Gustavo Dudamel en Bogotá, la primera obra del repertorio es Hipnosis mariposa de Paul Desenne.

Hipnosis mariposa tiene como subtítulo Glosa sinfónica sobre una canción de Simón Díaz. Fue comisionada a Paul Desenne por el director Gustavo Dudamel para la Orquesta Simón Bolívar, y estrenada el 9 de noviembre de 2014, precisamente para celebrar la memoria de Simón Díaz, uno de los compositores populares más reconocidos de Venezuela, fallecido el 9 de febrero del mismo año.

Los siguientes son algunos comentarios del compositor Desenne sobre Hipnosis Mariposa:

La música de Simón Díaz marcó la transición de la Venezuela rural a la urbana. Sus canciones sintetizan la magia de cantos y giros quizás milenarios, provenientes de la Orinoquía: cantos de ordeño, tonadas, exclamaciones. Hay una magia hipnótica en el arte de Simón, una hipnosis chamánica
que cautivó y embrujó a toda una nación en un momento clave de su desarrollo moderno, señalándole sus raíces.

[…] La canción del Becerrito es una de esas canciones que suena con mucha facilidad en nuestro oído interno; “La Vaca mariposa tuvo un terné” es más que un verso, es la fórmula resumida del giro clásico del merengue en 5 tiempos, ritmo exclusivamente venezolano. En esta glosa expandimos los versos de la canción […] Los elementos más familiares de la canción se estiran, desarrollando su potencial genético musical, su gestualidad. 

La sección más animada de esta obra culmina en un merengue orquestal muy característico, y luego en un vals rápido de carácter festivo, alusión a cierto repertorio de Simón Díaz que utilizó alternancias súbitas de canción a joropo corrío con gran efecto. La obra termina en un ambiente onírico donde parecen reencontrarse, como piezas de un rompecabezas simbólico, los fragmentos de la canción original.

 

Tomado de las notas al programa por Guillermo Gaviria

Foto: Manuel Sarda

 

¡No te pierdas a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela este 28 de junio!