Bogotá mejor para todos

Noticias

Más de 1280 Almas en el cumpleaños 476 de Bogotá

  • Cargando Video...

Alegría de principio a fin fue lo que se vivió en la fiesta del aniversario 476 de la capital colombiana, en la que las 1280 Almas y Los Elefantes pusieron a bailar y a rockear a todo el público del Teatro Mayor. 

En un auditorio completamente lleno, las 1280 Almas aparecieron y las expresiones de los fánaticos de la banda no se hicieron esperar. Gritos, chiflidos, aplausos y coreos llenaron la sala mientras que cada integrante aparecía en escena. Sin previo aviso, con 'Soledad Criminal', una de las canciones insignia del grupo bogotano, empezó el concierto.

 

Desde ese instante y hasta el intermedio la euforia y la emoción no se detuvo. Era difícil encontrar alguna persona sentada. Todos cantaban y bailaban los temas nuevos y clásicos de las 1280 Almas. Imágenes características del grupo y de sus álbumes adornaban con colores el escenario.

El merecido descanso llegó, pero no sin avisar que venía mucho más para esta celebración del cumpleaños de Bogotá. La gente no quería parar, y estaban listos para continuar la alegre faena. 

El momento llegó y las Almas salieron de nuevo, como si fuera la primera vez. Pero ahora, venían con una sorpresa. Los Elefantes aparecieron también para acompañar en las canciones. A ritmo de ska, los grupos bogotanos hicieron vibrar el Teatro una vez más. 

Fernando del Castillo, el vocalista de las 1280 Almas, había prometido al principio de la presentación no 'aburrir' a sus fanáticos con discursos. Pero quiso hacer una excepción para hacer un homenaje a 'Dala', el fundador de la banda Alerta Kamarada, quien había sido asesinado en días pasados.

La canción elegida para este tributo fue 'Tu sonrisa', una de las favoritas de los seguidores del grupo capitalino. La gente cantó toda la letra y se unió fervorosamente a este momento especial, haciendo un llamado a la paz y a cambiar la violencia y el odio por música y alegría.

Una noche que, sin duda, ninguno de los asistentes ni los músicos olvidarán. Una verdadera fiesta en la que se celebró la vida y el cumpleaños de Bogotá por todo lo alto.

 

Por: Adriana Abril