Bogotá mejor para todos

Noticias

Matices de la música y composición colombiana

  • Cargando Video...

Este 30 de julio el Cuarteto Q-arte presenta el concierto Matices, como celebración por sus primeros cinco años como ensamble. En charla con Juan Carlos Higuita, primer violín, conocimos el origen del nombre de esta presentación, detalles del programa que presentan en el recital, las influencias musicales que tiene el grupo, y algo más.

Hablemos del Cuarteto Q-arte

El Cuarteto se formó, como se conoce hoy en día, hace cinco años, por cuatro maestros de la Universidad Nacional después de haber estado muchos años por fuera. Cada uno estuvo alrededor de 10 años en diferentes lugares; yo estuve en Austria, en Viena; la violista también, el chelista en Alemania, y así. Entonces después de toda esa formación y de todas las experiencias nos reunimos y decidimos hacer este proyecto; que comenzó con un carácter más investigativo y de mirar bien qué estaba pasando con nuestra música, con nuestros compositores, lo que estaba pasando en Latinoamérica, y a partir de ahí surgió toda la idea.

¿Cómo nació Matices?

El concierto lleva ese título porque es un pequeño mosaico, una pequeña muestra de lo que pasa en Colombia con nuestros compositores. Estamos representando en este concierto casi que a los compositores más destacados de Colombia y también con los que hemos tenido oportunidad de trabajar en estos cinco años; maestros de la talla de Blas Emilio Atehortúa, Francisco Zumaqué, Antonio Arnedo, por mencionar algunos. Y lo otro es que es un abanico, un espectro de composiciones muy diversas. Cada composición es muy diferente, cada estilo se diferencia mucho el uno del otro, entonces también esa es la idea, mostrar un poco la diversidad que tenemos con nuestra música y nuestros compositores.

¿Qué viene para el Cuarteto Q-arte en el futuro?

En el futuro cercano hay varias invitaciones ya para algunos festivales. Vamos a un festival en Medellín en septiembre, estaremos también en el Festival de Música de Cartagena en enero, probablemente también estemos en algún festival internacional el próximo año, se están concretando algunas cosas. Y en el 2017 en el Festival que organiza el Teatro Mayor cada dos años. Fuera de eso estamos en grabaciones de muchas obras, estamos comenzando a grabar un disco de obras del maestro Zumaqué, el próximo año también hay un proyecto de grabaciones de obras para clarinete y cuarteto, vienen así, una combinación entre conciertos y grabaciones. Y un poco también vamos a hacer un festival de cuartetos de cuerda, dedicado exclusivamente al género, con invitados internacionales. Una experiencia muy bonita para el medio de música de cámara en Colombia.

¿Cómo ha si do la experiencia de tocar con otros cuartetos de la talla del Cuarteto Latinoamericano y el Kronos Quartet entre otros? ¿Cómo los ha enriquecido?

Ha sido realmente muy positiva, la experiencia con el Latinoamericano fue excelente. Ellos sabían de nosotros y nosotros de ellos, pero nunca habíamos estado juntos, y hace poco tuvimos la oportunidad de compartir bastante con ellos, ellos estuvieron en nuestro concierto en la Luis Ángel Arango. Han sido pioneros, por muchos años en Latinoamérica y en el mundo; hay un movimiento al cual nosotros creemos que en cierta forma pertenecemos; ha sido muy bonito. Una anécdota fue que incluso dijeron “qué bueno que ya existe Cuarteto Q-arte, ya nos podemos jubilar tranquilos”, hay alguien que está haciendo un poco la labor que ellos durante tanto tiempo han hecho con tanto esfuerzo.

En estos cinco años del ensamble, ¿cuál ha sido el recital que más los ha marcado?

Cada concierto es único, cada experiencia es importante. Simplemente lo que se me viene a la cabeza son los conciertos que hicimos hace poco en Ecuador, presentando una obra de la maestra Gabriela Ortiz, que precisamente fue comisionada por el Cuarteto Kronos. Esta pieza es casi como una sinfonía para un cuarteto de cuerdas, extensa y llena de complejidades y también teatral, prácticamente, porque tocaba hacer un poco de teatro, un ritual, nos podían ver los pies, es una pieza con mucho ambiente. Fuera de lo de tocar solo instrumentos, esto fue también una muy bonita experiencia, haber podido hacer esta gran obra.

¿Por qué el público del Teatro Mayor no se puede perder Matices?

Es muy emocional, todas son obras de estreno, a excepción de la primera del maestro Acosta, todas son obras que los compositores escribieron para nosotros prácticamente; y cada una es como un regalo, una pieza que apenas va a surgir. Es algo bonito y poderlo compartir con la gente también. Lo otro es lo que hablaba antes, es un concierto muy diverso, pueden escuchar obras con tinte de jazz, con tintes del Caribe, otras con un lenguaje más clásico, otras con ritmos colombianos del interior. Es un concierto muy variado, estoy seguro que nadie se va a aburrir.

 

¡No te pierdas al Cuarteto Q-arte este jueves 30 de julio en Teatro Estudio!