Bogotá mejor para todos

Noticias

Mi misión es transformar y elevar mis orquestas: Ligia Amadio

Ligia Amadio es una de las más destacadas directoras sudamericanas de la actualidad. Hablamos con ella sobre aspectos importantes de su carrera y las expectativas que tiene para el concierto que compartirá junto a Kronos Quartet .

Por Luisa Alejandra Pinilla

Nacida en São Paulo, Brasil, la directora Amadio fue la primera mujer en ganar el Concurso Internacional de Dirección Orquestal de Tokio en 1997, hecho que marco su carrera artística. Un año más tarde, obtuvo el primer puesto en el Concurso para Jóvenes Directores Latinoamericanos en Santiago de Chile. En el año 2001, recibió el premio al Mejor Director del Año, otorgado por la Asociación de Críticos de Arte de São Paulo.

El año pasado, recibió el premio Carlos Gomes, en la categoría director de orquesta, por su excelente trabajo como directora titular y artística de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de São Paulo.

Ligia Amadio dirigirá la Orquesta Filarmónica de Bogotá junto a Kronos Quartet el viernes 13 de septiembre, a las 8:00 p.m..

¿Qué o quién la inspiró para ser directora de orquesta?                                

Pienso que mi inspiración empezó antes de nacer. Mi mamá cantaba en coros, era maravillosa cantando y yo desde bebe la acompañaba a los ensayos, recuerdo que me gustaba mucho el sonido del órgano de la iglesia y desde los 5 años empecé a estudiar piano.

Usted estudió primero Ingeniería Mecánica ¿qué la llevo a estudiar después música?

Durante la carrera de ingeniería sentí que me faltaba el alma, entonces yo tenía que hacer algo que realmente me impactará el corazón y por eso me decidí por la música.

¿Cómo fue esa decisión?

Fue en un momento puntual  cuando asistí a un concierto coral sinfónico en el Teatro Municipal de Sao Paulo, yo estaba arriba en el último balcón y recuerdo que yo lloré durante todo el concierto y aquel día tomé la decisión, me decía a mí misma, yo quiero vivir dentro de un teatro, así sea barriendo el teatro.

En ese momento inicié mis estudios de dirección orquestal y posteriormente un postgrado en artes.

¿Con cuál compositor se identifica más?

Que raro, yo no me siento identificada con uno solo, pero algunos de mis favoritos son  Beethoven, Bach y Brahms.

¿Cuál es su misión como directora?

Transformar y elevar mis orquestas a un grado de calidad altísimo.

¿Y que significa para usted la batuta?

La batuta para mi es una ráfaga de luz que debe llegar hasta la mirada y el corazón del músico. 

En su opinión, ¿qué diferencia encuentra entre las antiguas y nuevas generaciones de directores?

Hubo una gran generación de directores de orquesta y creo que esos grandes locos que tuvimos en el pasado, que se dedicaban durante 25 años a construir un imperio musical, en el sentido de calidad y que realmente consolidaban orquestas, en la actualidad esa perspectiva ha cambiado mucho.

¿Cómo ha sido trabajar con la Orquesta Filarmónica de Bogotá?

En el 2007 la dirigí por primera vez y volver a trabajar con ellos es un honor demasiado grande, es una orquesta a la que valoro tremendamente.

¿Y las expectativas con el Kronos Quartet?

Kronos es uno de los cuartetos más impresionantes del planeta y compartir con ellos es un privilegio total, es algo que soñaba. Tengo grandes expectativas porque no hay casi arreglos para cuartetos y orquesta y que  exista la oportunidad de tener este formato y además que yo tenga el honor de dirigirla es una alegría enorme para mí.