El estudioso #1 de Beethoven

En el marco del primer Festival Internacional de Música de Bogotá, Bogotá es Beethoven 2013, John Lill nos otorgó una entrevista en la que revela sus impresiones de este evento, de cómo se enamoró de la música de Beethoven, y más.

Gracias por estar acá, bienvenido a Bogotá. ¿Es tu primera vez?

Es mi primera vez en Colombia. He estado en otros países de Suramérica, pero no recientemente, algunos años atrás. Muy interesante y emocionante.

¿Crees que hay alguna diferencia entre el público latino y el público europeo?

Bueno, es difícil generalizar porque cada ciudad es diferente en su comportamiento, es mejor comparar diferentes ciudades que diferentes países. Pero en general, creo que la gente acá tiene más 'llama', mucho entusiasmo, dinamismo. Y en la experiencia de este festival, veo que es uno de los mejores eventos en los que he tocado, es fantástico. Todo está tan bien pensado, tan bien organizado; es tan perfecto como lo puedas imaginar. Centros europeos tienen mucho que aprender de ustedes, son un gran ejemplo. No hay que preocuparse de los detalles, los organizadores hacen eso por ti. Entonces, lo único en lo que tengo que pensar es en tocar, lo cual me relaja.

Es un festival en el que hay diferentes rangos de diferentes obras. Tenemos solistas, cuartetos, dúos… ¿Cuál crees tú es la diferencia entre un concierto para orquesta de Beethoven a una sonata, por ejemplo, de solo piano

Es una muy buena pregunta, porque verdaderamente depende de la calidad del director y de la orquesta, también. Quiero decir, concierto con orquesta es obviamente un poco más glamuroso y no se trabaja tan fuerte como si fuera un recital de dos horas. Pero, de hecho, los dos tienen ventajas y algunas veces desventajas. Al menos, con el recital tú eres totalmente responsable como solista. Pero con la orquesta, también se depende del conductor y del ambiente. Entonces creo que al final los dos tienen ventajas, pero son muy diferentes. Muy diferentes.

Has interpretado a Beethoven por mucho tiempo. ¿Recuerdas cuando tuviste tu primer acercamiento con él y lo que sentiste la primera vez que lo escuchaste?

Por supuesto, tenía 6 años y quedé inmediatamente perplejo. Era tan fantástico con su música, porque no era pretenciosa, era directa. Directamente de la voz de Dios, en mi opinión. Tenía un oído interno, pues era completamente sordo al final de sus días, pero percibía un gran poder que estaba fuera de él. Era un ejemplo increíble de los pocos genios musicales que hemos tenido. Por eso me siento tan suertudo de poder compartir con mi público algo de sus composiciones fantásticas.

 

¡No te pierdas a este gran exponente de la música clásica este viernes 3 de octubre a las 8:00 p.m. a través de Teatro Digital!

ALIADOS TRANSVERSALES

ALIADOS MEDIÁTICOS