Bogotá mejor para todos

Noticias

Daphnis et Chloé, Suite 2 y La Valse

La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela regresó este 2016 a Bogotá para tres presentaciones baj la batuta del maestro Gustavo Dudamel. En la segunda de ellas interpreta obras de Paul Desenne, Heitor Villa-Lobos y Maurice Ravel.

Como parte del programa, el recital finalizará con las dos obras de Maurice Ravel: Daphnis y Chloé y La Valse.

Daphnis et Chloé es un ballet en un acto, sobre un drama pastoral del poeta griego Longus (Siglo III, A. de C.), compuesto por Maurice Ravel, entre 1902 y 1912, para los ballets rusos de Serge Diaghilev y estrenado el 8 de junio de 1912 en el Theatre du Chatelet de París.

La obra de Longus, descrita en su título como Las pastorales o Los amores de Dafnis y Cloe, narra una historia de amor que se desarrolla en la Isla de Lesbos, entre Dafnis, quien en la mitología griega era un pastor siciliano a quien se atribuye la invención de la poesía bucólica, y Cloe, una pastora. Estos personajes después de varios infortunios al final se reúnen de nuevo felizmente.

Mientras trabajaba en la composición del ballet, Ravel extrajo dos suites orquestales de la partitura, subtituladas “Fragmentos Sinfónicos”. La Suite No. 2 corresponde a la tercera escena, la final del ballet, iniciándose con Amanecer, en donde Dafnis busca y encuentra a Cloe, una escena que concluye con el abrazo de la pareja en un apasionado clímax. Sigue Pantomima en la cual Dafnis y Cloe dan las gracias a Pan, representando los amores del dios con su amada, la ninfa Siringa (la flauta) y reafirmando su propio amor. Y termina con Danza general, un baile que festeja el amor carnal.

Ravel comenzó a escribir La valse, como un ballet, en 1919 a petición del empresario Diaghilev, que lo rechazó en un evento famoso en la historia de la música. Al terminar la obra en 1920, se realizó una lectura preliminar, en abril, en versión para dos pianos, tocados por Marcel Meyer y el mismo Ravel, a la cual asistieron Diaghilev y miembros de su equipo, además de los compositores Poulenc y Stravinski. De acuerdo con Poulenc, testigo presencial, terminada la lectura, Diaghilev comentó: “es una obra maestra ... pero no es un ballet ... es el retrato de un ballet … una pintura de un ballet”. Stravinski permaneció en silencio. Ravel calmadamente tomó el manuscrito y se fue” (Orenstein,1975: 77-78).

El incidente marcó una ruptura permanente de las relaciones entre Diaghilev y Ravel, quien publicó la obra como Poema coreográfico para orquesta y la estrenó con gran éxito en París en diciembre de 1920.

 

Tomado de las notas al programa por Guillermo Gaviria

 

¡No te pierdas a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela este 28 de junio!