Bogotá mejor para todos

Noticias

El pueblo, la inspiración de Antonio Gades

En charlas con Eugenia Eiriz (viuda de Gades) y María Esteve Flores (una de sus hijas), descubrimos detalles de la vida del legendario coreógrafo español y de los orígenes de su pasión por el flamenco.

Gades nació en el año 36, el año de la Guerra Civil Española. Su familia quedó en el bando de los perdedores y tuvo que empezar a trabajar desde muy niño, dejando la escuela. Era una persona con una curiosidad enorme que mantuvo siempre y que le ayudó a tener suerte. Encontró gente en la vida que se dio cuenta de que tenía grandes potenciales y ganas de aprender más y más.

Un día coincidió con la escuela de danza de Pilar López, una "profesora maravillosa" según María Esteve, y empezó a bailar y a trabajar con ella. Durante la época en la que España sufrió la dictadura hubo muchos años en los que él bailaba ballet.  Había sido profesor de la Scala de Milán, y el ballet era una danza que no estaba muy bien vista "por aquello de las mallas en los hombres". Él centró su carrera en el flamenco, pero era un hombre que tenía un tremendo respeto por la danza, y sobretodo por la cultura del pueblo.

En los pueblos danzan, bailan; para las bodas, para los entierros, para las comuniones, para cualquier evento hay una danza. Entonces él hizo una labor muy profunda de investigación por los pueblos de España, buscando estos lugares donde todavía hay bailes ancestrales y donde se cuida la cultura.

Y a fuerza de trabajo y de dejarse guiar por sus maestros, hizo su carrera en el flamenco y la danza española. "Él siempre hablaba de sus maestros y de lo que sus maestros le habían dado, pues pudo hacer todo esto por la danza española y por el flamenco, y bueno, evolucionar en su vida muchísimo gracias a ellos", afirma Eugenia.

Era un hombre muy inspirado por la gente del pueblo,  que era su origen. Y muchas veces ellas mismas piensan que el éxito que hoy mantiene la Compañía, aun diez años después de que Antonio Gades no esté, es que el espectador percibe esta autenticidad, se percibe en lo que ocurre en el escenario, se siente como algo muy propio.

Hoy en día el repertorio Gades está considerado como los clásicos, o parte los clásicos de la danza española, de la danza flamenca. Tú podrás apreciar sus coreografías de Bodas de Sangre y Suite Flamenca este 23 y 24 de mayo en el Teatro Mayor. 

(Fotos: página web de la Fundación Antonio Gades)